martes, 27 de enero de 2015

Els instruments de la Secta. Part 3 "El bajo Koreano"

EL BAJO  KOREANO




Corrían los 90 y,  de forma efervescente subía la moda de los LP/CD “Unplugged” sobre todo en forma de directo  que por cierto recibían casi todos ese título (Fulano Unplugged)
Fue entonces,  pasados los juegos olímpicos de Barcelona, cuando me enamore perdidamente de él tras verlo en un catálogo en la tienda de instrumentos de mi barrio. Supongo que es lo que habitualmente llamamos amor a primera vista.
Sus formas anchas, su diapasón desnudo sin  esas tiras de metal, su elegante clavijero clásico, su práctico cutaway para alcanzar de forma cómoda la segunda octava, en fin, toda su apariencia me cautivó desde el minuto uno.
Fue entonces cuando, tras una profunda y elaborada reflexión de unas décimas de segundo (típica de Aries ansioso e impaciente), decidí encargarle esta maravilla al dependiente de la tienda, que tras una conversación telefónica con su proveedor me comunicó una noticia buena y otra mala.

La buena: El precio. Setenta mil de las antiguas pesetas (para tanta belleza era un precio asequible a pesar de mi escueta economía)
La mala: Cuatro largos meses de plazo de entrega (más que proceder de Corea llegue a creer que lo hacían en Neptuno)
Tras superar estoicamente la desesperante espera que produce la suma del tiempo con mi, anteriormente citada, impaciencia ansiosa compulsiva, finalmente él cayó en mis brazos.

Una vez juntos en la intimidad del hogar empezaron los problemas. En realidad el tiempo me ha hecho comprender que sólo existía un problema:
Yo.
Lo que ocurrió entre nosotros es algo que ha ocurrido, ocurre y ocurrirá toda la vida en muchas relaciones, simplemente yo no estaba preparado para afrontarla.
Al principio creí que era culpa de él por no sonar bien “esto no afina pensaba” pero no tarde mucho en darme cuenta de que el causante de dicho desafino era yo.


Tras tres o cuatro años de casi inexistente relación a mediados de 1997 retomamos tímidamente lo nuestro. Al principio encuentros esporádicos en pequeñas  participaciones en trabajos de otros músicos y más tarde de una forma más continuada en grupos propios.
Actualmente nuestra relación es continua en Secta Solar.



-Carlos-



martes, 9 de diciembre de 2014

Els instruments de la Secta. Part 2


Las seis cuerdas de la Solar
La  guitarra que estoy usando estos últimos cuatro años con la Secta Solar es una guitarra clásica española de fabricación artesana, hecha en Alicante por el maestro Francisco Bros, constructor de guitarras desde finales de los años 50.

El instrumento en cuestión es un modelo B15C con cutaway y con un previo en el lateral superior.

Es una guitarra extremadamente versátil, que tanto puede servir para un músico principiante como para el más experto de los guitarristas.

Estéticamente se trata de una guitarra bella, sencilla y a su vez llamativa. Es una guitarra bonita en su concepción de contraste, el sicomoro teñido en negro y el sicomoro natural es una combinación estupenda.

Sonoramente es una guitarra que dispone de un pre-amplificador o prefix , que recoge el sonido desde el puente y transforma la vibración de la caja armónica en un sonido claro en los agudos y muy efectivo en los graves.

Acústicamente hablando una guitarra esplendida donde las hay, gracias al cutaway del que dispone esta guitarra, el acceso a los trastes y notas más altas es mucho más sencillo.

El cutaway o cut-away es el corte, o sesgo que se aplica a las guitarras en la parte baja del cuerpo de esta, haciéndola más funcional a la hora de tocar en la parte inferior del diapasón ya que permite un acceso más sencillo a las cuerdas y la parte más aguda del diapasón.


Construcción

La guitarra española con cutaway modelo B-15C está construida con fondo y perfiles  de madera de sicomoro y sus aros son también de sicomoro teñido en negro. El sicomoro (Ficus sycomorus) es un árbol de la familia de las moráceas y del género de las higueras que tuvo gran importancia en el Antiguo Egipto.

Debido a su madera incorruptible, los egipcios lo relacionaron rápidamente con la muerte y la resurrección; de ahí que se plantaran cerca de las tumbas y que los ataúdes se construyeran, cuando era posible, con su madera blanda y ligera. También se hacían amuletos con la forma de sus hojas.

Al principio, la tapa del ataúd se identificaba con la diosa del cielo Nut, aunque, con el tiempo, el árbol acabó identificándose también con Hathor y con Isis, las tres señoras del sicómoro.

Es normal encontrar representaciones en las que aparecen Hathor o Nut subidas a un sicómoro dando de comer o de beber al ba del difunto. Nut adopta entonces el papel protector y compasivo de Hathor. Como árbol del viajero, era Hathor quien ofrecía sus higos a los viajeros que se encontraban con uno de estos árboles en el camino.

Hathor aparece a veces con la mención de “Dama del sicómoro del Sur”, refiriéndose al árbol que crece en Menfis, ya que el sicómoro de Norte crecía en Heliópolis.

El ataúd de Osiris estaba construido con madera de sicomoro y recibía la sombra del mismo árbol. Ser enterrado en un ataúd de esa madera significaba ser acogido por el abrazo de la gran madre en forma de Isis, Hathor o Nut.

Un jeroglífico muestra dos sicómoros iguales en el horizonte del este como las puertas del cielo por las que emerge cada día el sol, de ahí que también se le conozca como “El gran árbol de horizonte oriental”.

"El árbol de la Virgen" es un viejo sicomoro que se encuentra en el-Matariya, El Cairo, Egipto. La tradición recoge que en él la Virgen María descansó durante su huida a Egipto.

La tapa de la guitarra es de abeto macizo y su diapasón de ébano. El ébano es una madera cuyo color es uno de los negros más intensos que se conocen, y por su densidad muy alta (es una de las pocas maderas que se hunden en el agua, ya que casi todas las maderas tienen una densidad inferior a la del agua), su buena textura y su capacidad de pulido muy suave es muy valiosa como madera.

El mástil está fabricado con cedro de Honduras y el puente con palosanto de la India.

Sus trastes son de Alpaca. La alpaca, es una aleación ternaria compuesta por cinc (8–45%), cobre (45–70%) y níquel (8–20%), con un color y brillo parecido al de la plata. Las aleaciones que contienen más de un 60% de cobre son monofásicas y se caracterizan por su ductilidad y por la facilidad para ser trabajadas a temperatura ambiente, la adición de níquel confiere una buena resistencia a los medios corrosivos.
Entre las aplicaciones se encuentran la fabricación de imágenes religiosas, vajillas de mesa, bombillas (sorbete) para mate, cremalleras, objetos de bisutería, llaves de los instrumentos musicales (p. ej. el oboe), trastes para guitarra, diales de los aparatos de radio, monedas, instrumentos quirúrgicos y dentales y reostatos.

La guitarra dispone de clavijeros metálicos  su acabado es en un lacado brillante.

Sin lugar a dudas estamos ante una de las mejores guitarras del mercado, hablando en términos de calidad-precio.


Una Guitarra para salir a la carretera.

-Jordi-

viernes, 5 de diciembre de 2014

¿Que es la música cotidiana?

En la Secta Solar definimos nuestro estilo como música cotidiana de directo aleatorio, pero ¿Qué es la música cotidiana?

Para expresarlo en una frase simple diríamos que es la disolución del arte en la realidad habitual.

Se declara contra el objeto artístico tradicionalmente comercial y en claro desacuerdo con el “mainstream”. Trata de ser una música simple i entretenida, sin pretensiones.
Se mueve dentro de una temática trivial, sin necesidad de dominar técnicas especiales ni realizar innumerables ensayos para su representación. No aspira a tener ningún valor comercial o institucional.

No es tanto un estilo musical como un modo de vida, una realidad del día a día de las personas en una visión cómica y divertida.

Los conciertos de música cotidiana no son placeres auditivos de alta fidelidad y sintonía fina. La autenticidad inconfundible de un concierto de música cotidiana es la pasión y la voz diletante del pueblo, es la expresión de la gente corriente, dejando de lado el academicismo o las reglas predispuestas por la cultura-moda dominante, es la comunicación directa y fusión total entre público e intérprete.

Es una expresión artística incitada por el presente, sin ninguna dirección de futuro ni aval de pasado.

La música cotidiana, se forma en directo, modifica sus estructuras de forma arbitraria, sus arreglos son casuales y las improvisaciones quedan abiertas al azar, de ahí lo de directo aleatorio.

Espero que os haya quedado claro…porque a nosotros no…


…y eso es todo amigos.



-Jordi-

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Como grabar un disco. Part 1

Como grabar un disco. Part 1




Si alguien alguna vez se plantea grabar un disco, supongo que el paso previo es pegarse un buen golpe en la cabeza.

Así es como nos pasó a nosotros y no creo equivocarme mucho si tiendo a generalizar en el hecho.

Grabar un disco en el siglo XXI es como un acto extremadamente anacrónico, realidad aún más morbosa para unas mentes desubicadas como las de la Secta Solar.

Aunque el ambiente contemporáneo nos incita a locuras como esta. El hecho de que la castrante y explotadora industria discográfica esté en sus momentos agonizantes nos la pone dura. El descubrimiento de la estafa de las fraudulentas sociedades controladoras de los derechos de autor, de su aprovechamiento personal en detrimento de los artistas y la cultura nos da motivos para salir de nuestro auto-retiro en el panorama musical de este país.

Así es como la diletante Secta Solar, después de treinta años negándose a participar del patético y humillante panorama cultural de este país decide grabar y producir un disco para solaz y entretenimiento del respetable.

Lo primero que hay que hacer para grabar un disco es comprarse una guitarra. Después y algo más complicado, aprender como funciona ese fatal artilúgio lleno de cuerdas.

Una vez te sabes tres o cuatro acordes, hay que componer alguna canción. La mejor manera es ir combinándolos al azar, mientras con la mano derecha vas haciendo algún ritmo, no muy complicado, no sea que te pierdas y la liemos parda.

Ya con unos acordes y un ritmillo más o menos coordinado, hay que ponerse a berrear encima. Lo mejor es tomarse tres o cuatro cervezas para ir pillando el tono y la inspiración. A la que te descuidas ya tienes algunas “melodías” no demasiado desagradables.

Entonces viene la parte más divertida, hacer la letra. Lo ideal es juntarse con algunos amigos en un bar, tasca, bodega o tabernáculo y empezar a beber. Es importante mezclar el máximo número de variedades alcohólicas posibles. Luego hay que coger un tema cualquiera y empezar a decir barbaridades y gilipolleces. Aquel de los comensales que aún sea capaz de esgrimir algún abalorio de escritura debe encontrar algo donde escribir y empezar a apuntar todo lo que oiga (o crea oír). Una vez hecho esto, hay que irse a la cama y agarrarse fuertemente a ella cuando empieza a dar vueltas, no sea que nos caigamos al suelo.

Al día siguiente…o a la semana después, sin prisas, debemos intentar ordenar todo lo que hayamos escrito. Es importante no haber escrito la mayoría de la conversación en la mesa, ya que es improbable que el dueño del bar nos deje llevarnos la mesa a casa.

Vamos ordenando las frases de cuatro en cuatro, cada párrafo de cuatro le llamaremos estrofa o A, hacemos dos estrofas, a la tercera le llamaremos estribillo o B, así organizamos la letra en una sencilla estructura AABAB(solodeguitarra)BB y ya tenemos el tema completo.


Si queremos que el tema sea un superéxito, la estructura tiene una pequeña variación que sería la siguiente: ABBBBBBBBBBBB y listos.

-Jordi-

Els instruments de la Secta. Part 1 el saxo.

El saxo que me hace feliz

El Jordi m’ha demanat que escrigui unes línees sobre el saxo i sobre mi saxo, el saxo que me hace feliz, que cantaven els Sopa. Per no fer-me avorrit amb descripcions i tecnicismes que es poden trobar a qualsevol enciclopèdia, si es que en trobeu cap -d’enciclopèdia- explicaré algunes curiositats i anècdotes.

El saxo.
Jean Nicot va donà nom a la planta del tabac i al seu alcaloide, la nicotina. Joseph Ignace Guillotin va promoure l’ús del l’artefacte que coneixem com a guillotina. Dons si, el saxofon el va inventar Adolphe Sax: saxofon prové del seu nom, "Sax", i de "fono" (que significa so), és a dir, "so de Sax". Altres inventors i descobridors il·lustres que varen regalar el nom a les seves creacions varen ser el Baro de Bidé, el Compte de Foi-Gras i el Marqués de Croissant (font: La Trinca).
Nota: en realitat Adolphe es deia Antoine Josep, desconec per que es va cambiar el nom; tampoc era tan lleig.
El saxo, encara que sigui (normalment) de metall, pertany a la familia dels intruments de vent-fusta ja què el so es produeix bufant a través d'una canya de d’aquest material. El meu Mestre Iñaki Arnal sovint s’acomiadava desprès d’una clase amb la frase “canya a la canya” (en realtat deia “caña a la caña”, parlavem en castellà). Es tractava d’un joc de paraules en que la primera “caña” feia menció a la accio de trabelllar dur, perseverar; mentre que la segona “caña” podria ser, be el referit troç de fusta; be un got alt i estret, generalment de cervesa. Mai vaig saber quina volia dir.
Saxo es l’instrument, i també qui el toca, altrament dit saxofonista. Per les mateixes qui condueix un tren, el maquinista, podria ser anomenat “maquina”, podent llavors saludarlo enrrotlladamant amb un “que pasa maquina...” (que es casi pitjor que “que hay campeon...”).
Saxofonistes famosos, a mes de Joshua Redman, Lliber Fortuny o jo mateix, son la Lisa Simpson (BS) i el Mickey Mouse (TS) segons atestigua una tovallola de platja de dubtos gust que en van regalar per un aniversari. També tocava el saxo Bill Clinton, i quasi ho feia la seva becaria Monica, amb una lleu variació vocal.
Un saxo tambe es un model de cotxe de la Citroen, molt apreciat per tunneros de baix pressupost i nouvinguts.
I a Alacant hi ha un poble anomenat Sax, amb topònim d'origen incert. Podria venir del terme llatí saxum (penyal), a causa de la punxeguda mola rocosa sobre la qual s'alça el seu castell, i al voltant de la qual va aparèixer la vila. O podria estar relacionat també amb la Segisa que Ptolomeu va situar a la Bastetania.

El meu saxo


El meu saxo es un alt Martin (marca) “The Martin” (model) de 1957 (any); un saxo vintage, com jo. Que mes voldria, jo ja soc cincuentage. El seu so, vellut i atenorat; rodo, rodo. I el seu cos daurat, desllacat natural. M‘encanta el seu aspecte viejuno. Es el viejo saxo maltratado del Como Te Vas De La Bola.
Xalar de l’Albert Comaleras, professor meu, tocant un The Martin em va posar a la recerca d’un per a mi (si, ja ho se, no es l’indi sino les fletxes: pero l’Albert no semblava indi, era mes be de Girona o rodalies..). Despres de molts cuernos de la vendimia (Google translator) vaig trobar a un foro a un tal Joe, de Esukadi, que volia cambiar el seu (ara meu) The Martin per un soprà Yanaguisawa, que es just el que jo volia vendre; el desti! El Carlos i el seu staff varen tramitar l’intercambi: no era facil portar el Yanni a Donostia, que el veies el Joe i entregues el Martin per anar cap a Cabrils, etc... Ja a casa, tras una petita decepció inicial (no sonava gaire) solucionada amb una goma de pollastre a la clau d’octava, taxin! el saxo de la meva vida!
Segons em va explicar el Joe, ell l’havia comprat al saxofonista de Fito. A saber per quines mans haurá pasat durant tants anys...
La boquilla que faig servir (que per als neofits aclariré que la boquilla es mes important quel propi saxo en quant al color del so, l’emissió, etc) es una RCP, feta per a mi als USA per Ron Coellho. Es perfecta. Desprès ds’encarregarla, pagarla, i esperar dos mesos a que la fabriques, es va tirar altres dos perduda per Europa, a causa del caos al transit aeri provocat per l’explosio del volcan Islandès el nom del qual no recordo.



-Miki-

martes, 11 de marzo de 2014

CONCIERTO-VERMUT EN EL BAR LIPS



Por las suaves laderas, las montañas del Guinardó discernian ya unos tenues rayos de sol. La calle, húmeda, reflejaba breves dibujos de cristal mojado. La ciudad despertaba a un domingo de otoño, calmado, fresco y contemporáneo.

El Comodoro Eolo, amanecía al vaivén de su filibote, anclado en aguas cálidas y extrañas. Sentado en cubierta, devoraba su copiosa ración de patatas bravas mientras oteaba el horizonte con mirada perdida. Desplegadas sus velas al dios del viento, avanzó rumba a la costa. Las notas de su viejo saxofón, guiaban la nave hacia su destino.

En el poblado rebelde, los coyotes aullaban en la lejanía. El sonido de los tambores hipnóticos marcaban el ritmo arrítmico del Albacea Acrónico, que bailaba en danza ritual alrededor del fuego sagrado. Con su cántico invoca a su Señor Vocifer, el alma de los tres tenores y tensando las cuerdas de su Bassculo acústicosintrastes inicia el camino.


En la cúpula de neón, se condensan vapores de brillantes colores. Recostado sobre sus papeles, aún duerme el Doctor Luz. Las campanas de bronce repican en su cabeza, el alboroto del mercado se cuela por los estrechos ventanales provocándole un débil bostezo, pero nada logra despertarlo. Solo un hilillo de fuego logra atravesar los gruesos cortinajes que cubren las cristaleras laterales, incidiendo directamente sobre una de las botellas vacías de absentha que pueblan la mesa. Como una delgada cuchilla, el reflejo se acerca, susurrante, a la inmensa nariz del durmiente doctor. Un grito de dolor, acompañado de un salto hacía atrás, la mesa vuela por los aires, papiros, tubos de ensayo y demás elementos psicodélicos se esparcen con gran alboroto por la habitación.

Una vieja taberna, conocida en el lugar con el nombre de Lips, se yergue en el lindero de un espeso bosque en las lejanas montañas del Guinardó. Miquel de Sinope, el posadero, recoge los restos de la última sena con desdén. Miles de botellas pueblan las paredes del local, viejos instrumentos musicales, máquinas mágicas y susurrantes tapices le dan un aire bohemio y rococó.

La puerta se abre lentamente, el tabernero observa vigilante. Una alta y melenuda figura se desdibuja en los albores de la entrada. Vestido con pieles de lobo y otras alimañas entra el Albacea Acrónico. Arrítmicamente, golpea el suelo con su Bassculo, creando un ambiente de confusión, el de Sinope se queda tieso, como una estatua de sal.

-Una cerveza amiguito!! – Grita al fin el recién llegado.

La cerveza le es servida inmediatamente, e inmediatamente es consumida por el sediento caminante.

-Otra cerveza amiguito!!

Así andaban las cosas cuando una sola nota desafinada se empezó a escuchar en el ambiente. Un tremendo viento se giró de repente. Los ventanucos empezaron a crujir, las paredes a temblar, la puerta se abrió de repente, arrastrando una invasión de cientos de hojas secas hacia el interior de la taberna. El posadero se puso las manos en la cabeza con aire de desesperación. El Comodoro Eolo apareció con una sonrisa de culpabilidad en los labios.

-Perdón por el desorden, a veces no me controlo.

El sol ya estaba en lo más alto, una inmensa claridad se colaba sin vergüenza por debajo de la puerta, la temperatura subía demasiado rápido, el sudor empapaba los cuerpos, las cervezas empezaron a hervir, el posadero estaba desesperado, intentando tapar los barriles que burbujeaban espuma caliente. Una voz suplicaba desde el exterior.

-Que alguien me ayude a abrir la puerta, que se a quedado soldada!!

El Comodoro se puso su instrumento en los labios, y con un débil soplo, lanzó una ráfaga de aire hacía la puerta y la arrancó de cuajo.

-Gracias queridos, es que hoy ando un poquito caliente.

El de Sinope no sabía a quien matar primero.

-Tres cervezas posadero!!

Se calmó, hoy haría negocio, pensó. Se acercó a ellos con las tres jarras de cerveza tíbia y les propuso un pacto.

-Bien, fenómenos.-Les dijo mirándolos a la cara de uno en uno.- Después de destrozarme el tabernáculo, ¿Cómo pensáis pagar los desperfectos?

Los tres amigos siguieron bebiendo cerveza. Se miraron de reojo, con complicidad, como si una idea común les hubiera venido de golpe a la cabeza.

-Podemos hacer un concierto, si quieres.

Al tabernero no le pareció mala idea. Así que se empezaron a poner manos a la obra.

La taberna se empezó a llenar de comensales, Vinieron brujos y brujas de los poblados rebeldes de las montañas; sirenas y dragones del profundo mar y de las marismas, sopladores de gaitas y de pitos de los países del viento; gigantes y cabezudos de los suburbios urbanos; los tamborileros del país de nunca jamás y los magos y princesas que habitan en las cúpulas de cristal.

El espectáculo podía comenzar.

La lira rumbera empezó a sonar, el bassculo acrónico marca los ritmos hipnóticos y los aromas eólicos inundan la estancia, la Secta Solar vuelve a rumbear!!

-Ailerelelerelera!!

Corrían las pócimas y elixires con hielo por doquier. El posadero era feliz, cánticos coros y gritos apoyaban a los tres tenores en una orgía sónica de espiral frenético.

La princesa Maremagnum se animó a cantar con la secta, los tamborileros descomponían los ritmos en un batiburrillo de confusiones etílicas; gigantes y cabezudos bailaban descompasados al son de infantiles melodías y las leyes físicas del sonido se comprimían en extrañas amalgamas litúrgicas.

Un tema nuevo, estreno mundial.

-S´ens posa dura amb la Cospedal!!

Los dioses caen de sus pedestales, los vapores lisérgicos inundan el tabernáculo, tiemblan los viejos muros. Gallos, gallinas y otros seres esotéricos se unen al Comodoro en una última ráfaga de notas inconexas. El techumbre sale volando, dejando el local a al descubierto.

Una manada de patos-anaconda, entran volando en cascada por la obertura, creando un halo de locura masificada, se mezclan entre el público en un baile apocalíptico, se comen los chocos y el jamón y desfilan por encima de la barra al ritmo del can-can.

Al fin, las paredes se desmoronan, una inmensa nube de polvo lo enmascara todo; es el momento de escapar.

Como en mágica procesión, desfilan los participantes del festival Solar, buscando un nuevo hemiciclo donde su farsa representar.



-Jordi-

sábado, 22 de febrero de 2014

Per acabar l´estiu


Queridos amigos y amigas de la Secta Solar, como decía el dúo dinámico, el final del verano... llegó. Pero antes la fantabulosa Secta Solar tenía que despedirse a lo grande, con lo que más les gusta, con un par de conciertazos en chiringuitos de playa!!!!

Dicho y hecho, el 29 de Agosto volvimos a estar con nuestros amigos del Rustik, en el puerto de Mataró, y como era de esperar todo fue genial.







Ares, la presidenta del club de fans.



Pero el verano todavía no había terminado, miramos el calendario (solar) y ...hasta el día 21 de Septiembre era verano, oh my god!!  teníamos que aprovecharlo. Y como los Dioses son generosos con nosotros, nos ofrecieron la oportunidad de deleitar de nuevo a nuestros feligreses con el sonido solar.
Para rematar el concierto era en la playa, el día 21 de Septiembre y en uno de nuestros xiringuitos preferidos, el restaurante Palomares en Vilassar de mar.








El escenario...tremendo, antes de tocar un buen bañito en el mar. Al fondo (sentado y a la sombra), nuestro técnico montador internacional, Sagar "el magnífico".